VISION DE LA ARGENTINA POR OTROS ARGENTINOS, año 2002:

Vicente "Gato" Fernández, golfista internacional, correntino de 56 años.

"¿Como vivieron en el exterior lo que ocurría en el país?

-Durante los primeros cinco meses del año, en Estados Unidos, me la pasé dando miniconferencias tres veces por semana al resto de los jugadores y a otros extranjeros para explicarles lo que sucedía en la Argentina. Y por más que uno lo quería suavizar, el hecho de reconocer lo que estaba pasando aquí me resultó molesto. La imagen que tienen allí de los argentinos es que somos corruptos, y eso es doloroso. Duele porque toda la vida el argentino honesto hizo un esfuerzo doble para probar que en nuestro país existe gente buena.

¿Tuvieron alguna complicación para moversre allí?

-Muchas. A pesar de que teníamos los papeles en regla, por ser argentinos nos cuestionaban todo en Migraciones. Todo. En los últimos tres viajes perdimos las conexiones las tres veces porque nos detenían por averiguaciones durante dos horas y media y no nos dejaban tomar un vuelo de cabotaje. En un momento le dije a mi señora: "Mirá, nos tomamos un avión y nos volvemos; no aguanto más esto de que nos traten como ladrones". Recurrimos a la PGA, a la oficina de Migraciones, pero no obtuvimos nada.

-¿Notó alguna diferencia en el trato con los jugadores?

-¡No! Al contrario. Dave Stockton y Steven Veriato, dos jugadores del circuito de veteranos, me ofrecieron su casa. Me preguntaban: "¿Estás bien? ¿Te querés venir?." (1)
(1) Artículo: Saiz, Gastón,"Un año difícil", La Nación Deportiva, Domingo 3 de noviembre de 2002.p.24


Magdalena Aicega, jugadora de la selección nacional de hockey, (Las Leonas), 29 años, nacida en Capital Federal, Bs. As.

"Magdalena Aicega empezó a jugar al hockey a los 7 años, cuando sus padres, -dos deportistas fanáticos y deseosos de evitarles a sus hijos un futuro sedentario- decidieron inscribirla en un club de barrio de Belgrano, a pocas cuadras de la casa que todavía comparte con ellos, sus hermanos y dos perros...

-"Para el europeo, el deporte tiene más rigor. Es pura competencia. Ellos ganando o perdiendo siempre juegan igual. Yo no puedo entender el caso de una de las jugadoras australianas, que es una de las mejores del mundo y que trabaja en Holanda. Dijo que no iba a participar en el torneo de Macao porque tenía compromisos de trabajo. Si a mí me pasa una cosa así, lo siento mucho: dejo cualquier cosa por la selección. Creo que lo que nos distingue tal vez sea eso, ese amor enorme por la camiseta. Tal vez porque acá todo te cuesta el doble. Las holandesas esta vez se quejaban de que la cancha no era de un poligrás sintético, y nosotras nos mirábamos. ¿Si supieran que entrenamos en cada cancha de porquería!. Es increíble, pero entrenamos como profesionales siendo que en realidad somos amateur. El futuro son la Olimpíadas de Atenas, en 2004. Y Magdalena, se proyecta en el tiempo: "Según como esté mi vida en ese momento, decidiré como seguirá mi carrera fuera de la cancha. Amo el hockey y me gustaría seguir, pero haciendo algo que marque un camino para las generaciones nuevas. Fundamentalmente, me interesa transmitir lo que sé para que el hockey argentino no desaparezca del escenario internacional." (2)

(2) Artículo: GAMBIER, Marina, "Pura Garra", La Nación Revista, Domingo 3 de noviembre de 2002, pp.35-36
Finalmente, tanto esfuerzo(*) se vió coronado y el Domingo 8 de diciembre de 2002, el equipo nacional argentino de hockey sobre césped, obtuvo el campeonato mundial en Australia.
Meadow Lea Women’s Hockey World Cup Perth (AUS) – 24 November /8 December 2002
¡¡¡¡Felicitaciones¡¡¡¡ Un camino a seguir y a imitar.

(*) D
oble esfuerzo, si nos atenemos a las palabras de Magdalena y a la propia experiencia de cualquier argentino común: "Tal vez porque acá todo te cuesta el doble")


_________________________________
Diseño Web: Hugo Mario Zingerling
hugozingerling@educ.ar
© Derechos Reservados
Esta página se ve correctamente con MS Explorer 4.0 o Superior Resolución 800x600 Color de Alta densidad (16 bits) Esta página se ve con algunas dificultades en Netscape Navigator, pero lo estamos corrigiendo en este mismo instante, perdone por la molestia causada. © 2002 Hugo Zingerling